Valores universales

Los valores universales corresponden a un conjunto de normas de convivencia que tiene cada sociedad en particular que se consideran como válidas en determinadas épocas como ocurre con el derecho a la vida, a la libre expresión o la no discriminación. Son consideradas como cualidades positivas para el normal desarrollo de la vida cotidiana.

Este tipo de valores suelen ser innatos dentro de la naturaleza del hombre y fueron estudiados por la ética, la filosofía y la moral. Existe una ciencia dedicada exclusivamente al estudio de estos valores que se conoce como axiología. La misma se dedica al análisis de todos aquellos derechos basados en dichas virtudes.

Valores universales

La amistad es uno de los valores universales más importantes

La definición de valores universales es muy amplia. Si bien no se le da todo la importancia que requiere, el ser humano, por si mismo, suele priorizar los más importantes de acuerdo a su criterio.

Los valores universales son únicos, sobre todo, cuando existe un choque entre diferentes ideas sobre los mismos.

Características de los valores universales

  • Son abstractos: es decir que son intangibles. Se relacionan con el concepto que el individuo tenga de cada cosa en particular.
  • Cuentan con trascendencia: tienen la capacidad de unir varios grupos de una misma sociedad. Este tipo de  valores universales le dieron un sentido a la humanidad.
  • Colectivos e individuales: los primeros son valores universales que son compartidos por un gran grupo de personas, países o regiones mientras que los segundos son propios de cada persona en particular.
  • Históricos: estos valores resultan del proceso histórico de cada sociedad además de cada época en particular.
  • Jerárquicos: esta característica indica que no todos los valores tienen la misma importancia. Esto dependerá siempre de cada sociedad en particular.

Ejemplos de valores universales

Existen muchos valores universales aunque los más conocidos por la sociedad son la justicia, la libertad, el amor, la honestidad, la amistad, la fraternidad, la solidaridad y la gratitud. Además, también se consideran cualidades positivas el amor, la honestidad, la amistad y ser fraternal. Otros son la gratitud, tener empatía hacia el prójimo y la perseverancia en alcanzar metas positivas. También podemos nombrar el aprendizaje, tener respeto a otras personas, mantener la tolerancia y la paz.

Otros valores contemplados por la sociedad son la compasión, el autocontrol, la lealtad, la bondad y también el altruísmo o la capacidad de ofrecer ayuda a los demás sin pedir nada a cambio.

Es importante aclarar que los valores universales no deben ser confundidos con normas o reglamentos, pues los primeros están implícitos en la sociedad y en las familias. No tienen la necesidad de estar por escrito. Se encuentran innatos en el comportamiento humano. Por otro lado, los segundos sí se encuentran plasmados en las leyes y reglamentos de cada país en particular.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *