Ir al contenido

Sijismo

El sijismo es una religión de la India que tiene alrededor de 500 años, es decir que es la más nueva que se ha creado. Fue fundada por el gurú Nanak y surgió debido al conflicto existente entre las religiones que predominaban durante el siglo XV: el Islam y el Hinduísmo.

Con el tiempo, se transformó en una de las religiones con mayor número de seguidores. Hoy en día ocupa el sexto lugar en el mundo con entre 25 y 30 millones de fieles. Etimológicamente hablando, la palabra sijismo proviene del inglés sikh que a su vez deriva del sánscrito con ਸਿਖ  que se pronuncia como “sikj” que surge de otra palabra en ese idioma शिक्षा que se pronuncia como shiksh. Traducido al español, esta última significa “instrucción”. De acuerdo a otros expertos en lingüística también puede provenir de शिष्य que se pronuncia como shiya y que significa  “discípulo” o “el que aprende”.​

Sijismo

El color naranja es tradicional en el Sijismo

Características del Sijismo

Quienes practican el Sijismo se denominan sijes y ellos llaman a su religión como gurmat o “El consejo de los diez“. En cuanto a sus creencias, los sijes consideran que existe un solo Dios. Las enseñanzas de los diez gurús se pueden leer en el libro sagrado denominado Sri Gurú Granth Sahib Ji.

Además de encontrarse en la India y en Pakistán, también es posible encontrar grupos de sijes en Inglaterra y en Estados Unidos. Inclusive en Singapur, en Malasia y en Canadá. Desde 2004, Manmohan Singh fue el primer sij que ocupó un puesto de importancia en la India al ser nombrado primer ministro además de ser la primer persona que no era hindú que ocupó dicho puesto.

Cuáles son las principales creencias del Sijismo

Son monoteístas, es decir que creen en un solo Dios. Su emblema o bandera se denomina Khanda y suele estar en todos los hogares donde sus habitantes son creyentes de dicha fe. El estandarte es de color naranja con espadas curvas y un arma en forma de disco denominada chakkar además de dos kirpanes.

En el Sijismo, existen cinco males que son peligrosos y que merecen ser evitados que son el egocentrismo, la lujuria, la rabia, la ira y la avaricia. Cualquier persona que sea vulnerable a uno o más de estos cinco males, sufre como castigo la separación de Dios. Esto se evita con la devoción en forma constante. De acuerdo a su creador, el gurú Nanak, la salvación solo se puede lograr por medio de una disciplina religiosa muy rigurosa. Esto incluía una inacabable devoción a Dios.

Los tres principios de Nanak

Nanak dictó tres principios que deben ser seguidos de manera obligatoria por los fieles que son:

Naam Japo: Es decir el recuerdo constante de que Dios observa todas las acciones.

Kirat Karo: Cualquier Sij debe ganar su sustento mediante el trabajo honrado además de defender el derecho a la vida de todas las criaturas que lo rodean, especialmente de los seres humanos.

Vand Chhako: Todos los Sij deben practicar la caridad como, por ejemplo, al realizar donaciones de comida o de vestimenta.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.