Ir al contenido

Dios

Es Dios el que tiene la única verdad y el que todo lo puede y el fundamento de su existencia puede ser por causas ontológicas, como cualidad de su perfección, o cosmológicas, como necesidad de la existencia de un ser superior creador del universo. Es el ser supremo que no es natural, de forma que sus características son puramente espirituales, y tiene poderes que lo convierten en alguien muy superior a los seres humanos.

Se define como el principio de todo, una deidad omnisciente y omnipresente que tiene el poder supremo del universo y no pertenece al plano terrenal, el cual existe desde la antigüedad y todas las religiones consideran el padre de todo y creador del universo.

¿Quieres saber más sobre Dios? Te lo contamos a continuación.

Dios es un ser supremo, omnipotente, omnipresente y omnisciente;​ creador, juez, protector

Cualidades de Dios

En función de la religión, las cualidades del Dios pueden ser diferentes, aunque en todas tiene una serie de rasgos comunes. Uno de los más relevantes es la ubicuidad, ya que se considera que está presente en todas partes como un ente que no se puede ver ni tocar, pero sí sentir.

El Dios es un ser primitivo que responde a una serie de creencias preestablecidas y cuyos progenitores son divinos, pero que en origen son simples. Tiene poderes sobrehumanos, lo que le brinda la capacidad de modelar la realidad como desea, sobre todo en aquellos ámbitos con los que siente algún tipo de afinidad.

El Dios es infinito, lo que quiere decir que no puede morir, excepto si lo hacen a manos de otros dioses. Sin embargo, en este caso perdura en otros cuerpos o con otras formas, o es revivido. En las religiones monoteístas, el Dios es desconocedor del destino y el tiempo porque no responde a las leyes del universo que él mismo creó. Este no proviene de ningún lado, sino que se hizo a sí mismo, lo que explica por qué responde sólo a su voluntad.

En el campo de la filosofía, existen diferentes corrientes que debaten sobre la existencia de un Dios. Una de ellas es el deísmo, que acepta la existencia de un ser superior, pero no la información reflejada en los libros, como el Corán o la Biblia.

Obras de la misericordia

Las obras de la misericordia son aquellas acciones que acercan a los humanos a Dios a través de la ayuda al prójimo.

En el cristianismo, la iglesia establece 2 grupos para clasificar las obras de la misericordia: espirituales y corporales.

Espirituales

Las obras de misericordia espirituales son las siguientes: dar un buen consejo a quien lo necesita, corregir al que comete un error, perdonar al que ofende, dar consuelo a quien está triste, orar por los vivos y los difuntos, sufrir los defectos de los demás con calma y enseñar al que se equivoca.

Corporales

Las obras de misericordia corporales son aquellas que se producen cuando se cuida el bienestar físico del prójimo: dar posada al peregrino, vestir a quien está desnudo, visitar al enfermo, dar de beber al sediento, dar de comer al hambriento y enterrar a los difuntos.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.