Ir al contenido

Vehemencia

Vehemencia es una palabra con origen en el latín vehmentia y se define como algo apasionado o enérgico. La vehemencia es una actitud que puede demostrar una persona en determinado momento. Se caracteriza por ser una actitud de apasionamiento y que demuestra interés o compromiso de la persona en relación a algo que le interesa.

Defender una idea, por ejemplo, o dejar en claro una postura en determinada situación puede conllevar una actitud de vehemencia. Generalmente la vehemencia se ve como algo positivo en una persona porque implica tenacidad y pasión para hacer algo. Sin embargo, muchas veces no es bien recibida una actitud de este tipo porque puede significar que una persona es muy impulsiva.

Según el ámbito en que se encuentra una persona, la vehemencia puede ser o no apropiada. Por ejemplo en una reunión donde se debate a cerca de un tema que concierne a muchas personas, la vehemencia va a ser favorable para dejar en claro una postura. En cambio en un ámbito laboral o formal, demostrar una actitud vehemente puede ser molesto para otros.

vehemencia

En una conversación la vehemencia puede mostrarse al hablar de manera apasionada sobre un tema.

Muchas veces la persona que actúa con vehemencia se considera irresponsable o irracional. Puede pensarse que se mueve sin pensar en los demás, que no modera su forma de hablar o que no piensa con claridad antes de actuar.

La vehemencia puede relacionarse con la subjetividad, ya que cuando una persona defiende una idea con actitud vehemente, seguramente se dejará llevar por su propia forma de pensar y ver las cosas. La propia opinión respecto a un tema y el interés que la persona sienta respecto al mismo harán que actúe de manera más o menos vehemente.

Hay temas como la política, la religión o la cultura que suelen implicar actitudes vehementes cuando se debaten. Especialmente la política y la religión, debido a la disparidad de opiniones que existen. Es así como, muchas veces, las conversaciones en torno a estos temas terminan generando discusiones debido a la vehemencia con la que cada persona defiende su postura.

Así como la vehemencia puede dejar en claro que una persona se compromete con una causa y se apasiona con ella, también puede denotar, según cómo se perciba, que una persona está exagerando o actuando de manera inadecuada.

Ejemplos de vehemencia

Ante una situación de injusticia, una persona puede actuar con vehemencia. Por ejemplo un hombre que observa cómo roban la cartera a una mujer puede salir corriendo detrás de los ladrones con el fin de ayudarle a recuperar el objeto robado. En ese caso su actitud impulsiva y de actuar sin pensar demuestra vehemencia por su parte.

En un debate sobre el maltrato animal, la vehemencia se puede manifestar en las opiniones. Por ejemplo si se encuentra un grupo de vecinos debatiendo a cerca de la presencia de muchos perros en el barrio, una persona puede defender con vehemencia su opinión de que estos deben se llevados a una perrera.

Sinónimos de vehemencia

ímpetu, arrebato, energía, empuje, pasión, entusiasmo, intensidad

Antónimos de vehemencia

indiferencia, frialdad, tranquilidad, serenidad

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.