Ir al contenido

Pan y vino

El pan y el vino son dos alimentos milenarios que se encuentran entre nosotros desde los albores de la humanidad. En la religión católica tiene un significado muy importante. Inclusive, forma parte del ritual religioso ya que se representa la última cena de Jesús con esos dos elementos.

En el ritual de la misa católica, el pan representa el cuerpo de Cristo, mientras que el vino hace alusión a la sangre del Salvador. “Entonces Jesús tomó pan, dio gracias a Dios, lo partió, se lo dio a los apóstoles y dijo: Este pan es mi cuerpo que doy por ustedes. Cómanlo como recordatorio. 20 De la misma manera, después de la cena tomó la copa y dijo: Esta copa es mi sangre que es derramada por ustedes y establece el nuevo pacto.[a] 21 Pero escuchen, uno de ustedes se volverá en contra mía. Su mano está al lado de la mía en la mesa.”– Lucas 22:19-21.

Pan y vino

El pan y el vino son una parte importante de los rituales de la liturgia católica

La importancia del pan y del vino en la liturgia católica

Como bien se explicó anteriormente, el pan y el vino forman parte del ritual de la misa en el que participan el cura y los fieles. A diferencia del agua, que solo se recibe una vez durante el bautismo, el vino y el pan son ofrecidos durante cada misa y los fieles deben participar de dicho ritual asiduamente.

El pan y el vino en la Biblia

En el Evangelio, el apóstol Pablo, en la primer carta que manda a los Corintios, hace referencia al acto que se realiza en cada celebración de la liturgia donde el pan representa el cuerpo de Cristo y el vino la sangre.

“Yo he recibido una tradición, que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido:
Que el Señor Jesús, en la noche en que iban a entregarlo, tomó un pan y, pronunciando la acción de gracias, lo partió y dijo:
– «Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía.»
Lo mismo hizo con el cáliz, después de cenar, diciendo:
– «Este cáliz es la nueva alianza sellada con mi sangre; haced esto cada vez que lo bebáis, en memoria mía.»
Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis del cáliz, proclamáis la muerte del Señor, hasta que vuelva.”- Primera carta de San Pablo a los Corintios.

En este caso, se le puede dar al pan el sentido de un alimento primordial y necesario para la vida. De acuerdo a la ideología hebrea, representa la manera de vivir de una persona y el impacto que esta genera en otros. Por eso Jesús eligió el pan ya que su vida fue sencilla pero sus enseñanzas se transformaron en algo primordial para sus seguidores.

Por otra parte, el vino en la ideología hebrea representa el amor. Por ejemplo, durante una boda, el amor que unía a ambos miembros de la pareja era representado por grandes cantidades de esta bebida. En la Biblia se puede inferir que el vino representa el amor del pueblo a Dios y su unión con Él.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.