Ir al contenido

Muerte

En términos generales, la muerte se define como la experiencia final o la culminación de la vida que se puede producir más temprana o más tardíamente, teniendo en cuenta que ocurre en el momento en el que dejan de funcionar los signos vitales, es decir, la frecuencia cardíaca y la respiratoria, la presión arterial y la temperatura. Después de la muerte, el cadáver puede tener diferentes destinos (entierro, cremación), pero en su estado natural pasa por varios procesos denominados fenómenos cadavéricos como la descomposición y la fosilización,

La muerte se puede originar por diferentes causas:

  • Natural: surge por una patología sin ninguna causa externa, teniendo como ejemplo un tumor.
  • Cerebral: tiene destruido todo el cerebro de forma completa e irreversible, lo que hace que haya una pérdida definitiva de las funciones clínicas del cerebro.
  • Súbita: es una parada cardíaca que se produce inesperadamente y de forma repentina.

¿Quieres saber más acerca de la muerte? ¡Continua leyendo este artículo!

Se conoce a la muerte como cesación de la vida

Evolución del concepto

El término muerte ha ido cambiando a lo largo de la historia de la humanidad, siendo en sus inicios una especie de evento que ocurría cuando el corazón dejaba de latir y no respiraba. A medida que se fue indagando en la ciencia, la muerte se consideraba como un proceso que, a partir de un momento, ya es irreversible.

Hoy en día un individuo puede dejar de respirar por sus propios medios, pero se puede conectar a un respirador y seguir viviendo. Por eso en ocasiones se habla de muerte cerebral, el cual hace referencia a la detención de la actividad cerebral.

Principales causas de muerte

Hoy en día, la principal causa de muerte es el envejecimiento y todo lo que eso conlleva. por ejemplo, las enfermedades crónicas y degenerativas ligadas al deterioro progresivo de ciertos órganos como el cerebro o el corazón. Esto nos lleva a patologías como el alzheimer y el parkinson, además de disfunciones orgánicas por el desgaste físico.

En los países desarrollados algunas de las causas que provocan más muertes son las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o el infarto. A su vez, la muerte viene por el cáncer de mama por exposición a rayos cancerígenos, de piel por la exposición a los rayos solares y de pulmón.

La muerte surge a causa de la imposibilidad orgánica de sostener el proceso homeostático.

También tenemos el SIDA al mantener relaciones sexuales de riesgo y sin protección, las nefropatías como insuficiencia renal y las hepatopatías como la cirrosis hepática. Para terminar debemos mencionar los accidentes de tráfico a causa del alcohol, el exceso de velocidad o las distracciones.

En los países subdesarrollados, además de las anteriores, los principales causantes son las infecciones como la tuberculosis, la mortalidad neonatal, la desnutrición por la falta de comida y los homicidios.

¿Qué hay después de la muerte?

  • Tradición monoteísta: separación del cuerpo y el alma, siendo el primero efímero y el segundo eterno.
  • Tradición budista: una rueda de reencarnaciones aunque no sea en forma humana.
  • Tradición religiosa de la Grecia Clásica: el alma viaja al inframundo para ser una sombra ambulante antes de llegar a reencarnarse. lo que se conoce como «Transmigración de las almas».
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.