Estadística

La estadística es una ciencia que pertenece a la matemática. La misma se encarga de analizar datos recolectados para establecer diferentes variables con resultados que permiten llegar a cifras concretas.

Se utiliza para estudiar la población, las fallas, los accidentes en los lugares de trabajo y la duración promedio de los aparatos electrónicos. Obtener diferentes estadísticas permite conocer las características de un tema en particular. Por ejemplo, gracias a esta ciencia podemos conocer cuáles son los meses más lluviosos o fríos del año en determinados territorios.

Estadística

La estadística permite analizar ciertos datos numéricos y obtener otros resultados.

Etimológicamente hablando, la palabra estadística es un término que fue creado y popularizado por Gottfried Achenwall (1719-1772) un profesor y economista de origen alemán. Dicho científico ideó la palabra statistik en su idioma natal que proviene del término en latín statisticus que se conforma por el vocablo status que significa estado y el sufijo icus o ico que quiere decir “relativo a”.

Antecedentes

La estadística tiene sus antecedentes históricos en los censos que consistían en observaciones sistemáticas y periódicas con datos acerca de la población con fines de obtener los datos durante las guerras y también para conocer las finanzas desde, inclusive, antes de la era cristiana. Hoy en día, la estadística no solo se dedica a recopilar datos sino que además los analiza. Es una ciencia empleada en diferentes áreas como la economía, la química y la biología, entre otras.

Tipos de estadística

Dependiendo del tipo de datos que se tomen, la estadística se puede dividir en:

Descriptiva: analiza un grupo de cifras dado y por el que se sacan conclusiones.

Inductiva: en este caso, se parte de datos obtenidos desde una muestra y se deducen las conclusiones. Este tipo de estadística también se la conoce como probabilidad.

Distribuciones de probabilidad

Dentro de la estadística, una rama de la misma puede modelizar de forma matemática o por distribuciones las conclusiones obtenidas. Esto ocurre con el método o distribución de Bernoulli, el cual describe experimentos que contienen solo dos valores posibles, uno para el éxito y otro para el fracaso. También encontramos la distribución binomial. La misma se emplea cuando los ensayos o experimentos son más de 2  cifras pero se toma un número finito, es decir que el intervalo a analizar se encuentra acotado entre dos cifras.

Por otro lado, también encontramos la distribución de Poisson la cual se emplea para describir fenómenos que suceden en un lapso de tiempo determinado, por ejemplo para calcular el número de automóviles que pasan por un camino en un lapso de tiempo determinado. Por último, encontramos la distribución continua que se denomina normal o de Gauss, T-Studen, Chi-Cuadrada y Gamma. Se emplean para calcular el tiempo de vida útil de determinados elementos,
entre otras funciones.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *