Ir al contenido

Protector solar

El protector solar es una crema, loción, gel o spray que, al entrar en contacto con la piel forma una barrera que impide que los rayos ultravioleta provoquen daño, sobre la parte externa de la dermis.

El uso de protectores solares en forma regular impide el desarrollo de diferentes tipos de cáncer que pueden llegar a ser mortales. También evita el envejecimiento prematuro de la piel, pues al bloquear el contacto de los rayos UV con la piel no permite que los radicales libres envejezcan las células y sus consecuencias posteriores.

Cómo aplicar el protector solar

Es importante saber que el protector solar debe ser aplicado, como mínimo, 30 minutos antes de exponerse a los rayos ultravioleta. Posteriormente debe ser utilizado nuevamente en caso de haber pasado una temporada larga en el agua o si se ha transpirado. Igualmente, después de dos horas de exposición al sol, es necesario reforzar su aplicación.

Tipos de protector solar

Hoy en día se conocen dos diferentes tipos de protectores solares. Por un lado encontramos aquellos que cuentan con filtros físicos los cuales se denominan como “pantallas totales”. La principal función de estos es reflejar la radiación del sol e impedir que la misma entre en contacto con la piel para posteriormente enrojecerla y llegar al punto de producir quemaduras importantes y muy dolorosas.

Por otro lado, encontramos los protectores solares que poseen filtros químicos los cuales funcionan por medio de la absorción de la radiación solar para transformarla en otro tipo de energía que no es perjudicial para la salud de la piel. Este tipo de bloqueadores son los que comúnmente encontramos en el mercado y los podemos distinguir porque todos indican su factor de protección solar o FPS expresado en formato numérico.

Qué es el Factor de Protección Solar o FPS

El FPS es la medida que toman los laboratorios para simbolizar la eficacia del bloqueador al momento de proteger la piel de los embates de los rayos UVB que son los que causan las quemaduras del sol. El número de cada SPF que cada persona necesita dependerá de la cantidad de veces que esté expuesta la piel al sol. Por ejemplo, para que una persona tenga beneficios al utilizar un bloqueador solar con factor de protección de 30, debe exponerse como máximo al equivalente de 30 veces la cantidad de energía solar. Sin el uso del mismo, es probable que sufra una quemadura que puede tornarse dolorosa y muy peligrosa.

Las funciones de cada bloqueador son muy diferentes en función de distintas variables como la cantidad de bloqueador que se aplica y el tipo de piel con el que cada individuo cuente y qué tipo de actividad va a realizar cada persona en particular. No es lo mismo quien hace ejercicio o trabaja exponiéndose a los rayos solares que aquel que solo se sienta a tomar el sol o quien va a nadar por un largo rato.

Sinónimos de protector solar

crema solar, bloqueador solar, crema de sol

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.