Metáfora

Una metáfora es una construcción literaria que sirve para hablar de una determinada cosa de forma indirecta. Suelen ser muy comunes en el mundo literario, donde sirven para expresar emociones y pensamientos enriqueciendo así el contenido del mensaje. No obstante, en la vida cotidiana también usamos metáforas, con el fin de abrir más posibilidades a nuestra comunicación. Sobre la metáfora en el lenguaje literario y coloquial te contamos a continuación.

Metáforas literarias

La metáfora es un recurso presente en todos los géneros literarios existentes, aunque suele ser mucho más común en la poesía en la que se halla presente tanto en obras contemporáneas como de la antigüedad. Es sin duda una de las construcciones más populares de la que se valen novelistas, ensayistas, dramáticos e incluso periodistas para enriquecer sus obras.

La metáfora se compone de dos partes fundamentales: el término A, que es el protagonista de la frase, y el término B, que viene a ser el objeto con el cual se compara al objeto principal. Debemos tener presente, además, que existen muchos tipos de metáforas, siendo las más conocidas las metáforas comunes, las puras y las de complemento. De acuerdo al tipo de construcción que se realice se estará ante uno u otro tipo de metáfora.

Para distinguir este tipo de estructuras tenemos que tener presente que una metáfora se construye con un elemento real y uno imaginario que se encuentran enlazados de una forma directa o simbólica. En algunos casos el vínculo que se establece entre ambos elementos sólo puede comprenderse si se tiene información sobre el contexto emocional de quien expresa la metáfora, en otras situaciones la relación es clara y hace referencia a elementos comunes de la vida cotidiana o símbolos culturales que todos conocemos.

Las metáforas en el lenguaje coloquial

Es importante señalar que no necesitamos irnos al mundo de las letras para comprender qué son y para qué sirven las metáforas. En el habla coloquial existen muchísimas construcciones de este tipo que forman parte de nuestro legado idiomático y que solemos utilizar con total naturalidad.

Un ejemplo de metáfora en el lenguaje coloquial puede ser “Vine volando del trabajo. El significado de esta frase no puede entenderse si se la analiza de forma literal; es decir, no significa que hayamos volado pero sí que nuestra forma de movernos fue tan rápida que podría compararse a la velocidad de un vuelo. La forma directa de componer esta frase podría ser: “Vine del trabajo tan rápido como pude”.

Existen diversas frases comunes en nuestro lenguaje que son metáforas y que podrían servirnos para comprender que estas construcciones no son meras combinaciones de frases sino que consisten en intercambiar ciertas palabras por otras para, de este modo, poder expresar con más exactitud lo que pensamos o sentimos.

Sinónimos de metáfora

figura retórica, alegoría, imagen

Antónimos de metáfora

realidad

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.