Poesía

Según el diccionario de la Real Academia Española el término poesía hace alusión a una forma de plasmar la belleza o una idea o sentimiento estético utilizando para ello la palabra, tanto en verso como en prosa. También es poesía un texto del género homónimo y arte de componer obras del mismo.

En la etimología de la palabra tenemos una voz de origen griego que puede traducirse como fabricar, adopción, composición o dar a luz. Fue adoptada para este género literario porque desde sus comienzos la poesía fue un espacio de libertad en la que se plasmó una idea estética.

En otro sentido, se habla de poesía cuando una idea se encuentra expresada de tal forma que provoca en los interlocutores un sentimiento que los sacude y que generalmente vinculamos con la belleza. Por esta razón, el uso del término no es estricto del argot literario sino que ocupa parte de nuestro lenguaje coloquial y puede ligarse a temas totalmente ajenos del mundo de la escritura.

La poesía y sus diferentes estilos

Los griegos clasificaban la poesía en tres grupos: la poesía lírica (canciones cantadas acompañadas por la lira), la poesía dramática (con pretensiones sociales y el objetivo de plasmar una estética teatral) y la poesía épica (caracterizada por narraciones de corte militar en las que se contaban las hazañas de los guerreros y se planteaba una estética de la guerra). Podemos afirmar así que dentro de la poesía existen numerosas tradiciones estéticas, como la poesía griega, la romana, la china, la japonesa, la rusa, la latinoamericana. En la actualidad la mayoría de los poetas beben un poco en todas ellas y por eso pueden componer poemas versátiles que apelan a las más profundas emociones humanas.

Decíamos al comienzo de esta definición que la poesía no tiene una única forma de estructurarse, de hecho muchos poemas tienen una forma más propia de la narrativa que de la lírica. De este modo existe la poesía propiamente dicho y la prosa poética, que sin llegar a ser un poema adopta muchas características de la narración pero se abraza a los recursos de la poesía para plasmar una experiencia de una forma lírica.

El primer ejemplo de prosa poética que viene a nuestra memoria, seguramente, es “Platero y yo” de Juan Ramón Jiménez, sin embargo, si buscamos autores de nuestra era, podemos citar a Remedios Zafra, que ha sabido ir más allá de los límites y plantear una nueva forma de entender la escritura: sus ensayos beben de los recursos poéticos y cuentan con una rigurosa mirada sobre el mundo. Podría ser incorrecto asumirlos dentro de la prosa poética, sin embargo, al comenzar a leerla, abrimos una gran caja de pandora que pone en evidencia la importancia de los sentimientos y la sensibilidad a la hora de mirar y explicar el mundo.

Sinónimos de poesía

lírica, poema, género poético

Antónimos de poesía

narrativa

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *