Impresionismo

Se conoce como impresionismo a un movimiento artístico que surgió en Francia en el último tercio del siglo XIX y se caracteriza por reproducir en las obras la “impresión” vital del mundo a su alrededor, por lo que se considera un proceso racional que va ligado al positivismo, el cual afirma que todo conocimiento deriva de la experiencia. Este se conoce por ser uno de los movimientos más importantes a la hora de desarrollar las artes en el continente europeo, sobre todo en Francia, además de asentar la bases del postimpresionismo y las vanguardias.

Los artistas impresionistas son profesionales que rechazan las reglas estrictas de las bellas artes, muestran una nueva forma de analizar y plasmar el mundo en su trabajo y se centran en su experimentación con la iluminación al ser trascendental para lograr la belleza y el balance.

Si tienes ganas de saber más acerca del impresionismo, lo mejor es que te quedes leyendo este artículo.

El impresionismo a uno de los principales movimientos artísticos del siglo XIX

Contexto histórico del arte impresionista

La aparición del impresionismo sucede a causa de un cambio a nivel social, ya que a finales del siglo XVIII y la primera mitad del siglo XIX ocurre la Revolución Industrial, la Revolución Francesa, la filosofía racionalista del luminismo y la reforma burguesa, entre otras.

Más adelante, concretamente en la segunda mitad del siglo XIX, surge un incremento económico en los países de Europa al aumentar el comercio y avanzar a nivel técnico. A nivel social, las clases se reorganizan y los líderes socialistas se juntan para tratar todos los cambios, por lo que el arte cambia en conjunto con la sociedad.

Características del impresionismo

  • Plasma la luz a través de la mezcla de colores y pinceladas conocidas como “gestálticas”.
  • Las líneas borrosas no definen claramente un objeto de otro en un mismo cuadro.
  • Los colores se ven más vibrantes gracias a la técnica de pintura rápida.
  • Juegan con la sombra para romper con la dinámica de claroscuro.
  • Introduce temas cotidianos como gente paseando por el parque o personas trabajando.

Principales exponentes del impresionismo

Se considera el 1873 el año del florecimiento del impresionismo en Francia y los pintores más destacados son Camille Pisarro, Alfred Siley, Pierre-August Renoir, Edgar Degas y Berthe Morisot.

No hay que olvidar a Claude Monet,  la figura clave del movimiento impresionista, quien elaboró el lienzo “Impresión, sol naciente” e inauguró el nuevo movimiento, y por extensión el arte moderno. Este se conserva en el Museo Marmottan Monet de París y representa el puerto de Le Havre, una ciudad y una comuna al noroeste de Francia, ciudad en la que Monet pasó parte de la vida.

El impacto del impresionismo en la música

El impresionismo musical expresa ideas en cierto modo insinuadas y con una mezcla de instrumentos para liberar la armonía y el ritmo.

Esto quiere decir que el impresionismo musical se centra en la libertad, la necesidad de ampliar el ámbito musical y el poder de cambiar la duración de todas y cada una de las notas. Respecto al timbre y la densidad armónica, cabe señalar que son las mayores novedades de todas al redefinirlos y dar paso a un nuevo mundo de sonidos y efectos.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *