Ir al contenido

Antivalores

Los antivalores son todos aquellas actitudes o acciones que atentan contra el sentido correcto de un valor. Se trata de valores inmorales e indeseados que causan daño. Un antivalor es una práctica, acción o actitud de una persona que causa mal en otro o lastima. Pueden presentarse en la vida diaria de una persona y ser repetitivos.

Los antivalores se definen en base a conceptos de ética y moral. Todo aquello que atente ante ambos conceptos será un antivalor. Al contrario de los valores, los antivalores se consideran incorrectos y perjudiciales. Como consecuencia de la existencia de los antivalores no es posible una convivencia armónica y sana entre los seres humanos.

Una persona que muestra antivalores se considera una persona inmoral. Se trata de alguien que no respeta valores tradicionales y no les da la importancia que merecen. Además, la persona que muestra antivalores suele ser alguien con actitudes negativas y dañinas para con los demás. Su personalidad es opuesta a lo aceptado en la sociedad.

antivalores

Los antivalores no permiten crear una sociedad justa y noble

Algunos de los principales antivalores son: la guerra, el odio, la pereza, la esclavitud, el prejuicio y la traición. Al contrario, los valores más comunes son: la solidaridad, la paz, el amor, la justicia, el respeto, entre otros. Claramente se trata de conceptos opuestos, si uno se manifiesta, difícilmente se manifieste también el opuesto.

Para la vida en sociedad es necesario que se respeten ciertas cuestiones de moral y ciertos valores. Esto hace posible formar vínculos de trabajo y de afectividad. De lo contrario, si solo existieran antivalores, no sería posible la convivencia y los seres humanos no podrían mantener una existencia relativamente pacífica.

Los antivalores hacen que una persona pierda su cualidad de ser humano y se considere alguien despreciable. El antivalor degrada a las personas y las conduce por un camino maltrecho y negativo. En algunos casos, incluso, es posible que una persona sea sancionada por ejercer cierto antivalor.

Los antivalores han existido desde siempre. Forman parte de la naturaleza del hombre y, a pesar de ser algo negativo, es prácticamente imposible que dejen de manifestarse.

Ejemplos de antivalores

Hay muchos antivalores en la sociedad actual. Algunos de ellos son:

  • La falta de respeto: implica un maltrato hacia otra persona y una falta de consideración. Generalmente quien falta el respeto se cree superior o no se pone en lugar del otro.
  • La deshonestidad: es un antivalor muy común. Se trata de una falta de integridad en la relación con otra persona. Puede implicar mentiras y engaños, que demuestran una falta de valorización hacia el otro.
  • La injusticia: es uno de los antivalores más grandes que existe. Puede darse de muchas formas e implica siempre una ausencia de justicia. Implica un desequilibrio social.
  • La guerra: la guerra ha existido desde tiempos remotos entre los seres humanos. Los motivos que la generan suelen ser siempre competencia por poder o territorio. Se trata de un gran antivalor que atenta contra la paz y la armonía.

Antónimos de antivalores

valores

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.