Ir al contenido

Prejuicio

El prejuicio es una idea o concepto que se crea una persona de manera precipitada, respecto a un objeto u otra persona. Se trata de un juicio apresurado que se hace sin conocer realmente aquello que se juzga. Muchas veces nace de la ignorancia o de ideas preestablecidas que no permiten ver las cosas como realmente son.

Dentro de la psicología el prejuicio se considera algo que sucede de modo inconsciente y que afecta la manera en que una persona percibe a otra. El prejuicio es considerado una actitud negativa, ya que suele nacer de ideas vagas y pensamientos que son principalmente superficiales. Muchas veces la idea que una persona crea de otra se basa, por ejemplo, en su apariencia física o modo de vestir.

prejuicio

En ocasiones la finalidad del prejuicio es la discriminación o desprestigio de otra persona. A su vez suele estar acompañado de actitudes que fomentan esa intención. Al prejuicio no lo acompaña la reflexión ni la aceptación del otro, tampoco una mentalidad abierta. La persona que prejuzga suele ser, a veces, egocéntrica e incluso insegura.

Socialmente al prejuicio se lo considera una manera de etiquetar a las personas. Mediante él se tiende a catalogar o ubicar a los demás dentro de categorías establecidas, sin tomarse el tiempo de saber si realmente es así. Ésto suele surgir de ideas que las personas van formando desde una edad temprana. También nace de la influencia de otras personas y la necesidad de ser aceptado socialmente.

El prejuicio es el resultado, muchas veces, de la tendencia del ser humano a reaccionar de manera rápida e inconsciente cuando algo nuevo se le presenta. Ésto le lleva  responder con actitudes o palabras que nacen de la ausencia de información. El prejuicio por ello está asociado el error de no corroborar o pensar en la poca información que se tiene antes de emitir un juicio.

La tendencia a prejuzgar es muy habitual en el ser humano. Éste se deja guiar muy fácilmente por las primeras impresiones y las apariencias.

Dentro de la literatura este concepto es tratado por ejemplo en la novela Orgullo y prejuicio de la escritora Jane Austen. Allí se retrata mediante un personaje femenino que al comienzo de la historia se crea una opinión muy errónea sobre otro personaje, guiándose solamente por sus actitudes.

El prejuicio social

Dentro de la sociedad existe también un marcado prejuicio social. Algunas personas son excluidas injustamente de trabajos, barrios, oportunidades educativas y eventos sociales debido a la falsa imagen que se crea de ellas. Muchas veces en ésto influye su apariencia, sus actitudes u opiniones sin sentido que los colocan en un lugar erróneo.

Hay personas que reciben insultos o comentarios hirientes solo por la impresión que despiertan en los demás a primera vista. Un ejemplo es el caso de muchas mujeres que son catalogadas como poco inteligentes o incapaces de pensar demasiado. Lo mismo sucede con el prejuicio relacionado a lo laboral y la creencia de que ciertas personas no son capaces de realizar ciertos trabajos.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.