Ir al contenido

Adonay

Adonay que también puede ser encontrado escrito como Adonai, es uno de los nombres con los que los judíos designan a Dios durante la lectura del Antiguo Testamento. Se trata de un vocablo de origen hebreo que se escribe como ădōnay y que significa “mi Señor”. En la antigüedad, los judíos no tenían permitido nombrar a Dios, pues era algo sagrado y solo se utilizaba en ciertas ocasiones.

No se trata de un nombre propio sino que más bien es una forma de nombrar al creador. El diminutivo es la palabra “Adon” que sifgnifica “el que piensa”.

Adonay

La palabra Adonay era utilizada por los judíos como una forma respetuosa de dirigirse a Dios

Adonay en la Biblia

El nombre propio de Dios le fue nombrado a Moises en el Éxodo 3:14 Y respondió Dios a Moisés: yo soy el que soy (Hace alusión a Adonay). Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY (se refiere a Adonay) me envió a vosotros.”. Este fue el que nos llegó derivado de Yahve y que fue sustituido por Adonay.

“El año en que murió el rey Uzías, vi al Señor (Adonaí) sentado en un majestuoso trono, y el borde de su manto llenaba el templo.” Isaías 6:1

“Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor (Adonay) ya viejo?”- Génesis 18: 12.

“Llegué, pues, hoy a la fuente, y dije: Jehová, Dios de mi señor (Adonay) Abraham, si tú prosperas ahora mi camino por el cual ando”- Génesis 24: 42.

Esto quiere decir que cada vez que los judíos se referían a Dios o leían su nombre en el Antiguo Testamento, hablaban de Adonay. Así se referían al creador de manera mucho más respetuosa. En las Sagradas Escrituras esta palabra aparece más de 300 veces en los diferentes versículos.

Adonay en la iglesia católica

Durante el gobierno en el Vaticano de Benedicto XVI entre abril del 2005 y febrero de 2013, se dispuso que el término Yahvé debería ser evitado durante la celebración de la misa católica o en cualquier ritual de la misma. Esto también incluyó los cánticos e inclusive a las oraciones. Esto sucede debido a que la palabra no fue usada por la iglesia católica hasta el año 1970. Lo que se sugirió fue que se emplee, precisamente, la palabra Adonay o Adonai derivada del hebreo y también Kryos que proviene del griego. En ambos casos significa “mi señor”.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *