Ir al contenido

Secuestro

El secuestro es un acto ilegal que consiste en privar de la libertad a una o varias personas, durante cierta cantidad de tiempo. Aquel que lleva a cabo el secuestro es llamado secuestrador y la persona que es capturada, se llama secuestrado. La persona es retenida en contra de su voluntad, generalmente, para obtener algo a cambio.

Los motivos de un secuestro pueden ser muchos y tener diferentes fines. En ocasiones se llevan a cabo por diferencia de ideologías o problemas políticos, por ejemplo.  En otros casos los secuestros se realizan meramente para obtener algo material a cambio. O también a modo de venganza personal.

Los motivos de un secuestro pueden ser muchos y tener diferentes fines

Es común que los secuestros sean realizados por grupos organizados donde cada persona cumple un rol específico. Algunas se dedicarán a investigar a la posible víctima y a llevar a cabo el secuestro. Otras se ocuparán de la vigilancia del secuestrado. Y por otro lado estarán quienes manejan las negociaciones.

Aquello que se pide a cambio de la liberación del secuestrado, se conoce como recompensa. Lo habitual es que se trate de dinero, sin embargo en otros casos son motivaciones mucho más complejas las que mueven a los secuestradores. Puede secuestrarse a una persona para explotación laboral, por ejemplo. Incluso hay casos de secuestro donde no se espera nada a cambio, y solo se tiene como objetivo el secuestro en sí, sin posibilidad de liberación.

Las consecuencias del secuestro pueden ser muchas. La más terrible de todas es el asesinato del secuestrado. En otros casos se limita al maltrato físico, e incluso en todo caso hay un importante maltrato psicológico. Éste último puede dejar un daño importante en la víctima, aun luego de ser liberada.

La manera en que se lleva a cabo un secuestro varía mucho, pero generalmente tiene cierto modus operandi que se repite. Los secuestradores siguen a la víctima durante un tiempo previo al día del secuestro. Buscan conocer sus rutinas y los sitios por los que se mueve. El acto de aprisionarla suelen llevarlo a cabo cuando la persona se encuentra sola o en un lugar desolado.

Tipos de secuestro

  • En el secuestro exprés la persona es retenida por un tiempo muy breve. Unas pocas horas o un día. Este secuestro suele llevarse a cabo con el fin de obtener algo específico. Por ejemplo robar un cajero de un banco.
  • El secuestro simple es el más habitual. Consiste en la privación de la libertad de un individuo, con el fin de obtener o no algo a cambio. Puede implicar extorsión o amenaza.
  • El auto secuestro implica que una persona amenaza, generalmente, a su propia familia. Lo hace con el fin de obtener algún beneficio material para satisfacer sus propias necesidades. Este secuestro nace de una gran carencia de valores o una mala relación familiar.
  • Otro tipo de secuestro es el secuestro de bienes materiales. En este caso se retiene algún objeto, por ejemplo un auto, y se pide a cambio una cierta cantidad de dinero para su devolución.

Sinónimos de secuestro

rapto, retención, encierro

Antónimos de secuestro

liberación

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.