Producción agrícola

¿Qué es la producción agrícola? Se considera un término del ámbito de la economía que hace referencia al resultado de la actividad agrícola, la cual consiste en cultivar hortalizas, granos y cereales para el consumo humano, aunque en ocasiones se utilizan para la perfumería, la higiene o la vestimenta. Si nos detenemos en el ámbito social, la producción agrícola ha sido muy relevante en las condiciones de existencia de la especie y, hoy en día, se emplea en la genética al brindar cultivos que resisten a varias plagas.

La explotación de tierra para obtener bienes pertenece al sector primario, es decir, aquella actividad económica que se basa en la explotación de recursos naturales de manera directa con la finalidad de lograr bienes que se utilizan como materias primas, teniendo en cuenta que son procesados por los trabajadores del sector secundario.

Si quieres saber más acerca de la producción agrícola, no te detengas aquí.

La producción agrícola como la explotación de la tierra para lograr bienes

Características e historia

Se estima que a finales de la Edad de Piedra, concretamente en el periodo Neolítico, el ser humano comenzó a saber cómo cultivar la tierra. Esto provocó que distintas poblaciones se pudiesen asentar en una zona de forma fija, dando lugar más adelante a los pueblos y las ciudades.

No solo esto, la producción agrícola también ha permitido al ser humano ampliar sus labores económicas que, a su vez, ha traído la división de las distintas tareas que conforman el proceso productivo. De esta forma, algunas personas se centraban en el cultivo de la tierra mientras que otras cazaban y pescaban para obtener comida, lo que llevó a que sobrasen alimentos y los intercambiasen.

Tipos de producción agrícola


La dependencia del agua:

  • Secano: no hay que regar, simplemente se usa el agua de la lluvia y del subsuelo.
  • Riego: se elabora un sistema de riego artificial que es necesaria para la supervivencia.

La magnitud de producción:

  • Subsistencia: orientada al autoconsumo para satisfacer a los trabajadores y a sus familiares, por lo que se desarrolla en pequeñas extensiones.
  • Industrial: uso de máquinas para la producción en masa y la cosecha lograda va dirigida a la comercialización en el mercado.

Los objetivos de rendimiento:

  • Intensivo: el objetivo principal es conseguir un gran volumen de producción explotando al máximo el cultivo en lugares pequeños.
  • Extensivo: el objetivo principal es maximizar la capacidad para la plena productividad en terrenos muy extensos y sin hacer uso de demasiados recursos.

Producción agrícola y factor climático

Una de las singularidades de la producción agrícola es que depende mucho de ciertos factores climáticos como la lluvia, el viento y el frío.

Un ejemplo de este último factor es que una exposición al mismo paraliza todas las actividades enzimáticas, lo que provoca una bajada de las membranas celulares que, a su vez, provoca problemas en el transporte de agua y nutrientes, además de pausar la producción.

No solo esto, la producción agrícola no suele ser constante, más bien se da unos meses al año al depender del clima sobre todo. Esta situación conlleva a la necesidad de planificar adecuadamente el cultivo para un mayor beneficio y así poder mantener el ahorro durante la época del año en la que no se reciben ingresos.

Sinónimos de producción agrícola

Producción agraria, agricultura

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *