Ir al contenido

Morbilidad

La palabra morbilidad es de carácter médico y se utiliza con el fin de indicar cuántas personas se encuentran enfermas en cierto espacio y tiempo. La morbilidad se considera un dato estadístico ya que brinda información precisa sobre si existe o no un avance respecto a cierta enfermedad en un determinado lugar. No solo se trata de un dato preciso sino también de gran importancia.

El número que se representa como la morbilidad existente en un lugar, resulta de dividir la cantidad de personas enfermas por el número total de población. La morbilidad habla, por lo tanto, de una característica demográfica y también sanitaria. No solo informa sobre la cantidad de afectos por una enfermedad sino que también habla de ésto en relación a una población específica y total.

La finalidad de la morbilidad, además de informar, es poder reunir la información más concreta posible para así actuar en consecuencia conociendo la cantidad de afectados. De esta manera, personas capacitadas, pueden llevar a cabo acciones de delimitación, como la cuarentena, para analizar en detalle la enfermedad y encontrar las posibles soluciones.

morbilidad

Informar la morbilidad permite avanzar en el estudio de un caso que afecta a muchas personas.

Al delimitar a una población que se encuentra enferma es más sencillo estudiarla y observarla para ayudar a esas personas a superar el problema. Muchas veces aquello que afecta a una gran población es una epidemia y por ello comúnmente es usado este dado en la epidemiología. Esta ciencia estudia los avances en cualquier tipo de epidemia que afecte a un grupo de personas.

Mediante el análisis de la morbilidad que existe en una población es posible conocer conocer con precisión de qué manera una enfermedad afecta a las personas y en qué nivel lo hace. Especialmente resulta de gran importancia conocer las causas de esa enfermedad o epidemia para así poder actuar en consecuencia. De esta manera se busca evitar futuros casos similares.

Los valores de la tasa de morbilidad pueden derivar de registros generales que existen en la población como por ejemplo los registros sanitarios. Los controles médicos, e incluso las encuestas, pueden también brindar datos de valor para esta cuestión. Sin embargo para que el valor obtenido sea preciso y valioso es importante realizar todos los análisis pertinentes y recurrir a diversas fuentes.

Forma parte de los derechos de una persona el contar con un buen servicio de salud y asistencia. Por eso la morbilidad es de gran importancia para un gobierno ya que hace posible que estos derechos sean efectivos mediante la transmisión de información y la búsqueda de curas o soluciones en casos de enfermedad.

Tipos de morbilidad

Existen dos tasas posibles de morbilidad, es decir dos valores que se pueden analizar en una población enferma.

Por un lado se encuentra la tasa de prevalencia. Esta tasa se basa en estudiar tanto los casos viejos como los casos nuevos de la enfermedad. Para hacerlo toma un cierto lapso de tiempo.

Por otro lado se encuentra la tasa de incidencia. Esta tasa apunta a cómo se fue manifestando o desarrollando la enfermedad durante cierto período de tiempo.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.