Mito

El término mito proviene del griego mythos, cuyo significado es historia. Se trata de un tipo de narración por la cual se da explicación a sucesos reales o eventos naturales, de manera fantástica. El mito incluye elementos ficticios y generalmente habla de personajes como héroes y dioses que realizan grandes hazañas o tienen poderes sobrenaturales.

Esta narración tiene un origen primitivo. Primero se transmitía de forma oral y luego, con el nacimiento de la escritura, pasó a transmitirse de manera escrita a través de diferentes textos. Con el mito se buscaba explicar los fenómenos de la realidad, incluyendo elementos religiosos y científicos. 

mito

Mito

Muchos mitos tratan la relación entre el hombre y los dioses. Abarcan la temática de lo divino, y buscan establecer diferencias entre lo humano y lo sobrenatural. Un mito muy conocido es el de Adán y Eva, y la existencia del paraíso.

El análisis y estudio de los mitos se conoce como mitología. A lo largo del tiempo los mitos fueron un componente importante en la religión de muchos pueblos. A través de ellos se explicaba el origen de ciertas comunidades, así como sus creencias y formas de pensar. También apuntaban a comprender al ser humano, su finalidad en el mundo, su destino y su origen, entre otras cosas.

En la actualidad los mitos no tienen la relevancia que tenían en otros tiempos e incluso se los toma como algo que no es real o no sucedió. Si bien en cierto momento fueron considerados una explicación para ciertos eventos reales, con el tiempo fueron perdiendo peso y ganando menor credibilidad.

El término mito también se utiliza en la actualidad para hacer referencia a personalidades famosas o históricas. Un ejemplo de ello son los automovilistas o algunos músicos. que por sus logros son considerados al día de hoy un icono o modelo.

La finalidad de los mitos

Existen diferentes funciones o fines que se adjudican a los mitos, según aquello para lo que son tenidos en cuenta.

La función pragmática considera a los mitos como la justificación de la existencia de ciertas estructuras sociales. Las mismas definen la existencia de personas capaces de gobernar por ejemplo. Con esta función se explica la razón por la cual una situación es de una forma y no de otra.

Por otro lado existe la función explicativa, la cual toma a los mitos como aquellas narraciones que explican el origen de algo. En este sentido el mito se considera una fuente de información por la cual se conocen las causas que llevaron al surgimiento de cierto evento o aspecto del individuo o una sociedad.

Finalmente existe otra funcionalidad para estas narraciones, que apunta al significado. En este sentido los mitos son tomados como una especie de consuelo o apoyo para las personas. Por ejemplo mitos que tratan el tema de la muerte y la superación. Se toma al mito como algo con un sentido más moral o espiritual. Y a través de ello las personas pueden justificar o explicar sucesos que los afectan.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *