Ir al contenido

Jailbreak

El vocablo jailbreak proviene del idioma inglés y traducido en forma literal significa “fuga de la cárcel”. Es un proceso que consiste en suprimir las limitaciones que impone Apple en los dispositivos que utilizan su sistema operativo por medio del empleo de núcleos los cuales fueron modificados. En el caso del sistema operativo Android, su equivalente es el acceso al directorio raíz del dispositivo denominado root que, traducido al castellano, significa “raíz”.

El jailbreak permite a los usuarios a acceder al sistema operativo en su totalidad y descargar todo tipo de archivos y extensiones además de todo tipo de temas que no se encuentran a la disposición en la App Store o también en iTunes además del resto de las funciones que incluyen la posibilidad de realizar llamadas por teléfono, por ejemplo.

Jailbreak

Jailbreak se utiliza en dispositivos de Apple.

Cabe destacar que un dispositivo que cuente con Jailbreak puede también utilizar Appo Store, iTunes y todas las demás funciones oficiales que se encuentran allí disponibles.

Jailbreak es un término que también se ha empleado con otros sistemas de computación, no solo en los que corresponden a iOS.

A diferencia de transformar un dispositivo de Android en root, lo que permite convertirse en administrador del sistema y cambiar todas las funciones del dispositivo, el jailbreak solo es necesario en el caso de que un usuario requiera del uso y de la instalación de software no autorizado.

Tipos de jailbreak

Existen dos tipos de jailbreak. El denominado “atado” o tethered en inglés que requiere de la conexión del dispositivo a una computadora y el otro tipo es el denominado “sin ataduras” o untethered el cual no requiere de ningún tipo de conexión. Sin embargo, a pesar de su utilidad, el uso de este recurso puede anular la garantía de compra de fábrica.

Razones para utilizar jailbreak

Existen varias razones par el uso de jailbreak. Una de las principales es para expandir el universo de características que se pueden incorporar a los teléfonos móviles. En caso de no contar con el mismo, se encuentran prohibidas desde fábrica. Muchos de los programas que se encuentran bajo la disposición en estos casos no son programas en si mismos sino que se trata más bien de modificaciones o aplicaciones conocidas como tweaks.

Los twaeks son aplicaciones de tamaño reducido que no aparecen gráficamente en la pantalla del dispositivo y que solo son activadas al momento de añadir nuevas funciones a las que ya están instaladas.

El jailbreak tampoco afecta algunas limitaciones que están impuestas por App Store que limita la descarga hasta los 100 mb sin la conexión Wifi encendida. También existe la imposibilidad de sincronizar más de 5 dispositivos o no poder compartir una dirección a través de iMessage. Lo único que se realiza es quitar algunas de las limitaciones como los permisos para instalar temas en el dispositivo o también poder modificar la interfaz de usuario.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.