Imagen corporativa

¿Qué significa el término imagen corporativa? Se trata de la agrupación de elementos que identifica a una marca o empresa como las creencias, las ideas, el comportamiento, los prejuicios y los sentimientos, los cuales van a ser interpretados por el público objetivo. Esto hace que sea un aspecto muy importante, lo que conlleva a la necesidad de destacar en su sector haciendo uso de estrategias de marketing y así lograr un mayor poder de mercado y que los clientes opten por dicha marca.

En un mercado cada vez más saturado y competitivo, la construcción de una imagen corporativa bien diseñada es primordial para captar clientes, teniendo en cuenta que debe ser atractiva, de confianza, seria, breve, memorable y diferenciadora, además de transmitir unos valores humanos.

Si quieres saber más acerca de la imagen corporativa, te animamos a que sigas leyendo.

La imgen corporativa es la manera en la que una empresa se presenta al público

Elementos que conforman la imagen corporativa

Los elementos que vamos a mencionar a continuación se deben emplear de forma conjunta para que la empresa muestra una imagen corporativa que la represente.

  • Nombre de la empresa.
  • Nombre y naturaleza de los productos o servicios que forman parte de la cartera corporativa con un enfoque racional y analítico.
  • Logotipos usados por la empresa en las actividades vinculadas con la economía.
  • Instalaciones en las que una persona entra y ya sabe qué empresa está visitando.
  • Posicionamiento SEO para mejorar la posición de la empresa en las listas de búsqueda para una mayor difusión.

Uso de la imagen corporativa

La imagen corporativa tiene como finalidad principal conseguir que la marca refleje todos y cada uno de los intereses de los clientes que desea captar. Por lo tanto, el potencial cliente tiene que verse reflejado con los valores que muestra la empresa, ya que eso puede atraerlo y así ganar su confianza.

Hacer uso de una excelente imagen de marca conlleva a unas cuantas ventajas:

  • Incrementa el valor percibido, es decir, la valía o el mérito que un consumidor asigna a un producto o servicio.
  • Identificación con la marca, los productos y/o los servicios que ofrece la empresa, ya que hace que el cliente crea, sienta y valore su pertenencia a una marca.
  • Formación de un vínculo emocional que hace que el cliente no quiera cambiar de marca.

Creación de un nombre

El nombre es uno de los elementos más importantes en la imagen corporativa y para ello hay que encontrar uno que englobe la personalidad de la empresa.

El nombre de la imagen corporativa posee la función lógica y la simbólica con el fin de llegar a una audiencia determinada.

Métodos creativos

  • Analogía: relación de semejanza entre el nombre y la entidad.
  • Extrañeza: lo habitual aburre, así que es mejor usar el factor sorpresa.
  • Evocación: situación emotiva a partir de  la interacción de las experiencias, creencias y sentimientos.

Mecanismos lingüísticos

  • Topónimo: adopción del nombre de un lugar geográfico.
  • Descriptivo: enunciación simplificada de las características de la empresa.
  • Simbólico: referencia a la empresa a través de una imagen literaria.
  • Patronímico: referencia a la empresa a través del nombre propio de una personalidad clave como el fundador.
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *