Gestalt

Gestalt es una palabra alemana que no tiene traducción a nuestro idioma. Significa “totalidad”, “forma” y también se le puede aplicar el significado de “configuración”. Se refiere a la forma en la que algo está compuesto. Un claro ejemplo de esto ocurre cuando prestamos atención a algo en particular y el resto queda relegado, por así decirlo. El objeto que llama nuestra atención se denomina figura y al resto se lo llama fondo. En resumen, podemos definir que Gestalt es un fenómeno en el que interviene la percepción.

En Gestalt podemos hablar de un enfoque del tipo holístico. Esto significa que se perciben a todos los objetos y seres en su totalidad. Una frase característica de esta corriente es “el todo es mucho más que la suma de sus partes”.

Gestalt

Gestalt es un tipo de terapia psicológica.

Gestalt en psicología: bases

La corriente de Gestalt ha sido influenciada por diversas ideas a lo largo del tiempo. Una de ellas es el psicoanálisis de Freud ya que se re formuló la teoría de los mecanismos de defensa de los sueños. También tiene aportes en todo lo que tiene que ver con la escuela de la filosofía existencial, de la fenomenología y de la psicología gracias a la teoría de la figura y del fondo que surgen de la percepción.

La psicología de Gestalt

Se trata de una corriente psicológica que surgió en Alemania a principios del siglo XX. Cuenta con una serie de reglas que se refieren a las percepciones de acuerdo a distintos estímulos. El principal objetivo de este tipo de terapia es la de ayudar al paciente a ser más consciente de lo que hace y dice para liberarse de los bloqueos mentales que le producen algunos asuntos del pasado.

La psicología de Gestalt que pertenece a la escuela humanista, se enfoca principalmente en el aquí y el ahora, en la capacidad del paciente de darse cuenta por lo que está pasando y en aceptarse tal cual uno es. Al hacer psicoterapia no está centrado en la enfermedad del paciente sino que más bien trata de generar una mejor salud desde las fortalezas que la persona posee.

Para los terapeutas que se encuentran dentro de la terapia Gestalt, el crecimiento significa maduración lo cual indica que el individuo debe hacerse cargo de su persona por medio de grupos de auto-ayuda y del apoyo.

Críticas

La terapia Gestalt si bien tiene un gran apoyo, también cuenta con sus detractores y presenta una gran cantidad de críticas. La principal causa es que no presenta una unidad concreta de análisis y todo el trabajo puede perderse debido a que no cuenta con definiciones del todo claras de la manera de trabajar. Tampoco cuenta con una fundamentación adecuada a sus propuestas ya que no posee ningún tipo de sistema, cosa que sí hace la escuela conductista con sus pacientes. Inclusive, el mero hecho de basarse en el psicoanálisis de Freud es mal visto ya que no se lo considera como una ciencia en si misma.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *