Ir al contenido

Fordismo

El término fordismo hace referencia a una forma de producir en serie. El término proviene del fundador de la fábrica de automóviles Ford Motor Company, Henry Ford. El fordismo pretende lograr una mayor producción, reducir costos y expandir el consumo.

Esta forma de producir en serie se basó en la línea de ensamble. Este procedimiento funcionaba mediante la segmentación de tareas donde cada trabajador estaba enfocado en hacer la misma operación reiteradamente. Posibilitando, de esta manera, una mayor producción y un abaratamiento en los costos.

La modalidad de trabajo que plantea el fordismo requería emplear mayor cantidad de empleados que se encarguen de cada tarea. Al producir en masa, el precio del producto final resultaba más accesible que el de otros en el mercado. Por lo que era más asequible, más personas podían adquirirlo y esto también produjo en mejoras salariales para los trabajadores.

fordismo

Con el fordismo se buscaba generar una mayor producción.

El fordismo surgió durante la primer parte del siglo XX, fue empleado principalmente en la industria automotriz. Donde Henry Ford decidió implementar la cadena de montaje con el fin de abaratar costos organizando mejor el modelo de producción.

Este modelo de producción contaba con una secuencia de fases que segmentan el trabajo total. Posibilitando que se produjera más a menor costo. El excedente que se producía permitía que se ampliara el público consumidor, antes solo accesible a los más pudientes.

Al aplicar el fordismo a nivel general surgieron notables cambios socio-económicos. Con la mejora salarial para los empleados aparecieron nuevas clases sociales, como la clase obrera especializada y la clase media. A nivel industrial, la implementación del fordismo, hizo que el tiempo de producción dependiera de la cadena en lugar de los obreros.

El fordismo permitió un modelo de producción eficiente que generó mejoras en la economía y la sociedad.

Antecedentes del fordismo

El fordismo está basado, en cierta forma, en el taylorismo. Este era una forma de organizar el trabajo mediante la división de tareas, la especialización de los obreros y controlando el tiempo de ejecución de cada trabajo. El objetivo del taylorismo era que el obrero no tuviera el monopolio en cuanto a tiempo de producción se refiere y a la vez aumentar la producción.

La línea de montaje en la que se apoya el fordismo no fue inventada por Ford. Solo fue el encargado de popularizar su uso y lograr resultados eficaces. La línea de montaje tal cual es conocida hoy en día fue ideada por Ransom Olds en su compañía de vehículos Olds Motor y se la implementó para fabricar el primer vehículo producido en masa.

A su vez, el fordismo estuvo influenciado por el keynesianismo después de la Gran Depresión. Se trató de una teoría económica publicada en 1936 que promovía la impulsación de la economía durante períodos de crisis. Keynes sugería un control económico del gasto del presupuesto estatal.

El fordismo mantuvo su auge hasta la década del setenta. A partir de entonces la atención se centró en otros modelos más prometedores como el que se usa en Japón, más específicamente el de la empresa Toyota.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.