Energía cinética

Se llama energía cinética a la energía que cualquier tipo de objeto posee debido a su movimiento. Se refiere al trabajo que ese cuerpo necesita para realizar la aceleración dependiendo de la masa que parte desde el reposo hasta alcanzar determinada velocidad. La misma se mantiene constante lo cual, como resultado, hace que la aceleración sea también constante a menos que el cuerpo cambie de velocidad. Cabe destacar que, para que el cuerpo vuelva al mismo punto de reposo, entonces requerirá que se aplique la misma fuerza pero en sentido contrario.

En cuanto a la etimología, es importante aclarar que, el término “cinética” proviene del griego kīnētik-ós/-ḗ κινητικ-ός/-ή cuyo significado es “movimiento”. Estos vocablos se comenzaron a emplear partir del siglo XIX.

Energía cinética

La energía cinética explica el movimiento de los cuerpos.

Orígenes de la energía cinética

El principio de energía cinética fue desarrollado por Gottfried Leibniz y Daniel Bernoulli que lo describen como una especie de fuerza viva. Por otro lado, el holandés Willem ‘s Gravesande logró explicar la relación mediante ejemplos gráficos con el uso de bloques de arcilla lanzados de diferentes alturas. por otro lado, Émilie du Châtelet reconoció cuál fue la experiencia del experimento del científico holandés y publicó la explicación del mismo en una revista científica.

Cuando hablamos de energía cinética, no solo nos referimos a todo aquello que tiene que ver con la física, sino también a la energía química, la eléctrica, la estática e inclusive a la radiación electromagnética, entre otras.

Ejemplos de energía cinética

Un ejemplo puede darse en un ciclista que parte del reposo y acelera su bicicleta hasta alcanzar los 40 kilómetros por hora manteniendo esa aceleración en forma constante con leves cambios debido a la fricción y a la resistencia aerodinámica. La aceleración puede cambiar si el ciclista se ve obligado a subir a una loma ya que su velocidad disminuye. En cambio, si la bicicleta comienza a bajar por la loma, es más que seguro que su velocidad se incrementará hasta obtener una aceleración mucho mayor que antes. Otro ejemplo de energía cinética puede verse en los vagones de la montaña rusa que son atraídos hacia el suelo por la fuerza de gravedad.

La energía cinética siempre debe tener un valor de cero o mayor a este. Sin embargo, la velocidad puede tener valores positivos o negativos pero, como se eleva al cuadrado, termina por ser positiva.

Es importante aclarar que la energía cinética de cualquier objeto depende de la relación que el mismo tiene con quien lo observa además de, claro está, las magnitudes físicas como la velocidad.

La energía o Ec siempre depende de la masa y de la velocidad que adquiere el cuerpo. La fórmula es Ec= ½ mv²(Energía cinética es igual a la mitad de la masa por la velocidad al cuadrado). Dicha energía se mide en Joules (J), la masa es el peso en kilogramos (Kg) y la velocidad en metros sobre segundo (m/s).

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *