Ir al contenido

Calumnia

El término calumnia se utiliza cuando se acusa falsamente a alguien de haber cometido un crimen. La calumnia puede consistir en la invención de un delito o culpar a una persona inocente. Cuando una persona es calumniada puede librarse de la pena que le correspondiera demostrando lo que ocurrió en realidad.

Para que exista la calumnia la acusación tiene que ser falsa. La calumnia se da mientras el denunciante confíe en la veracidad de su acusación y no mienta con intenciones dañinas. La persona que denuncia el crimen cree firmemente en su versión de los hechos. Y no necesariamente se ve en la obligación de probar que ocurriera de ese modo.

La calumnia se refiere normalmente a un evento específico y señala a una persona específica. La acusación es irrelevante en cuanto al rol que jugó la persona acusada en el hecho. Es decir que puede señalarse al acusado como cómplice o autor. Tampoco cambia nada la forma en que se clasifica penalmente el hecho en sí.

calumnia

La calumnia implica una acusación de algo que no es verdadero

Los delitos por calumnia contemplan dos clases de sujetos participantes. El sujeto activo solo puede ser una persona física. En cambio el sujeto pasivo, aquel que resulta acusado, puede ser tanto una persona física como una jurídica.

Para que exista dolo en los delitos por calumnia es necesario que la acusación no sea real. Y que la acusación se haya realizado con “temerario desprecio de la verdad”. En ocasiones la calumnia nace con la intención de deshonrar al acusado.

Para liberarse de una calumnia el imputado deberá probar su inocencia y si es posible clarificar los hechos.

Se considera a la calumnia como un tipo de delito en contra del honor de las personas.

La calumnia y la injuria

Cuando se realizan acusaciones sobre algún delito pueden darse numerosas consecuencias de tipo legal. Entre ellas, cuando alguien comenta, testifica o realiza una denuncia puede llegar inventar algo o dejar mal parada a otra persona. Entre los delitos contra el honor existen dos que suelen confundirse.

El primero de estos es la calumnia. La calumnia se da cuando alguien acusa intencionalmente a otra persona de cometer un delito. El acusador puede tener o no consciencia de la falsedad de su acusación. Pero lo más común es que sepa sobre la falsedad y denuncie el hecho para dañar al acusado.

El otro delito que se suele confundir con la calumnia es la injuria. La injuria se da cuando alguien tiene la intención de deshonrar a otra persona. De este modo lleva a cabo acciones destinadas a causarle perjuicios al otro.

La pena por cualquiera de estos delitos consiste en multas o privación de la libertad. La sentencia varía según el caso, su gravedad y las consideraciones que disponga el juzgado.

En síntesis, la diferencia entre calumnia e injuria se da de la siguiente manera: la calumnia existe cuando se acusa a alguien de cometer un delito. La injuria en cambio atenta contra el honor o reputación de una persona.

Sinónimos de calumnia

ifamación, imputación, falsedad, maledicencia, imposturahonra, verdad, elogio

Antónimos de calumnia

honra, verdad, elogio

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.