Bicarbonato de sodio y para qué sirve

El bicarbonato de sodio que también lleva el nombre de bicarbonato sódico, carbonato ácido de sodio o bicarbonato de soda, es un compuesto cristalino y sólido de color blanco soluble en el agua. La fórmula es NaHCO3. Esto significa que está compuesto por una molécula de sodio, una de hidrógeno, una de carbono y tres de oxígeno. Cabe destacar que es posible encontrarlo en forma natural pero también producirlo artificialmente.

Es un compuesto que tiene una gran cantidad de usos útiles tales como la alimentación y la limpieza del hogar. Se sabe que su reacción se debe a la liberación de dióxido de carbono (CO2) que ocurre al entrar en contacto con el agua u otros líquidos similares. Cabe destacar que, cuanto más ácido es el líquido con el que se mezcla (por ejemplo el vinagre o el jugo de limón), más espuma producirá.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio cuenta con una gran cantidad de beneficios no solo para la salud sino también en el hogar.

Usos del bicarbonato de sodio

El principal uso del bicarbonato de sodio es en materia alimentaria, especialmente en lo que respecta a la repostería debido a que ayuda a que la masa de los bizcochos se eleve al darle un mayor volumen y también incrementa su sabor.

Se emplea también como antiácido para aliviar la pirosis estomacal que todos conocemos con acidez y también algunos tipos de indigestión. Es importante aclarar que no puede usarse este compuesto por más de dos semanas. Se administra disuelto en agua una o dos horas después de las comidas.

El bicarbonato de sodio tiene un amplio uso culinario – sobre todo en la repostería-, cosmético y también medicinal.

La limpieza del hogar también conlleva el uso del bicarbonato de sodio. Es excelente como antigrasa debido a su poder abrasivo y a su facilidad para desodorizar. Por ejemplo, si se mezcla con vinagre o con limón, permite quitar una gran cantidad de grasitud. Otro uso que se le puede dar es al frotar los metales con el bicarbonato en seco. Los mismos quedan perfectamente limpios.

Como cosmético

El bicarbonato de sodio se utiliza cosmético natural. Es muy útil como desodorante al ser aplicado en las axilas húmedas y también para quitar el mal olor de los pies. Si bien muchas personas piensan que utilizarlo para blanquear los dientes es muy buena idea, los odontólogos coinciden con que esto no es así y que es preferible optar por no hacerlo, pues la dentina, que es lo que protege a los dientes y le da el característico color blanco, desaparece.

El bicarbonato también se usa como sustituto del champú en la aplicación en forma seca, pues absorbe la grasitud del cuero cabelludo y deja el pelo muy limpio, suave y sin mal olor.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *