Amaurosis

La amaurosis es la pérdida de la visión temporal por parte de uno de los ojos. Esto se debe a la ausencia de circulación de sangre en la retina.  Lleva también el nombre de ceguera temporal. No se considera una enfermedad en sí misma sino que más bien es el síntoma de otras, tales como tumores del cerebro, esclerosis múltiple o neuritis óptica.

Al padecer amaurosis, en el campo visual de la persona surge una especie de mancha de color gris o negro que comienza en la parte superior del ojo y que, a medida que pasa el tiempo, baja hasta cubrirlo por completo y así dejar sin visión al individuo durante unos segundos o minutos.

Amaurosis

La amaurosis es la pérdida de la visión por unos segundos.

El vocablo amaurosis proviene del idioma griego ἀμαύρωσις y se pronuncia como “amavrosis” que significa oscurecimiento. Está compuesta por el adjetivo griego ἀμαυρός que se pronuncia como amavros y cuyo significado es “oscuro” o “sombrío” y por el sufijo ωσις que se pronuncia como -osis y que significa “proceso patológico”.

Tipos de amaurosis

Bilateral: ocurre cuando la pérdida fugaz de la visión se da en los dos ojos.

Unilateral: se produce al perder la visión de uno de los dos ojos. Es la forma más normal en la que se manifiesta este trastorno.

Es importante que la amaurosis sea tratada de inmediato para evitar complicaciones a futuro como ser las enfermedades del sistema inmunológico o problemas cerebrales.

Causas de la amaurosis

  • Presencia de un coágulo procedente de una arteria en el cuello o en el corazón que bloquea la circulación de la sangre a la zona.
  • Neuritis óptica que consiste en la inflamación del nervio óptico.
  • Poliarteritis nodosa, un trastorno que provoca la inflamación de las arterias pequeñas y medianas.
  • Lupus, una enfermedad autoinmune en la que las células del sistema inmune atacan los tejidos que están sanos.
  • Esclerosis multiple, una enfermedad que causa ataques y debilidad el sistema nervioso debido a fallas inmunológicas.
  • Tumores o lesiones en la cabeza y/o cerebro.

Amaurosis congénita de Leber

Este es un trastorno de la visión que afecta a las personas desde el nacimiento y les produce una deficiencia visual grave. Los síntomas de la amaurosis congénita de Leber son la perdida visual o la ceguera desde el nacimiento, modificaciones en la curva de la córnea debido a que el individuo se frota los ojos constantemente, estrabismo, movimientos irregulares del iris, sensibilidad a la luz con respuesta débil de las pupilas y cristalino opaco.

Prevención

Para prevenir la aparición de amaurosis, es importante evitar la acumulación de grasa en las arterias disminuyendo el consumo de grasas e incluyendo frutas, vegetales y proteínas.

También es muy importante tener en cuenta los antecedentes familiares de ceguera temporal o transitoria y, ante su primera aparición, dirigirse a un médico de confianza para que realice un diagnóstico y así prevenir la aparición de problemas de mayor índole.

Sinónimos de amaurosis

ceguera, oscurecimiento, ceguera temporal

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *