Ir al contenido

Abasto

Se conoce como abasto al suministro de víveres y de productos para un determinado fin; en la antigüedad se llamaba así a la llegada de barcos o carretas con provisiones para repartir entre los ciudadanos de un pueblo o fortín. Por otro lado, una tienda en la que se pueden comprar provisiones también puede ser denominada de este modo. Otra acepción del término es ‘de manera abundante’ y sirve para referirse a algo que se recibe sin merma.

Abasto es también el nombre que recibe una zona de la ciudad de Buenos Aires que abarca los barrios de Balvanera y Almagro y cuyo nombre le viene dado por el famoso Mercado de Abasto que alberga, construido a principios del siglo XIX. Este edificio fue sumamente importante en su momento porque allí llegaban enormes cantidades de frutas y verduras para aprovisionar a toda la ciudad. El diseño del edificio estuvo a cargo del arquitecto esloveno Viktor Sulčič y se caracteriza por sus altísimos arcos de hormigón y sus ventanales que miran a la Avenida Corrientes.

“Mercado de Abasto” es el nombre que recibe una película de Lucas Demare en la que actúan Tita Merello y Pepe Arias. En ella se cuenta una historia de amor, rencillas y búsqueda personal. Uno de sus puntos más resaltables es el planteo de una alegoría sobre la lucha de clases que se encuentra muy bien representada en sus tres personajes: Lorenzo, Jacinto y Paulina. El título, más allá de hacer referencia al carácter porteño de la obra, mantiene una directa relación con la historia porque el escenario principal de los acontecimientos es el Mercado de Abasto de Buenos Aires.

Es importante señalar a esta altura que el término abasto no es estricto del lenguaje porteño, en otros países también hay mercados que reciben este nombre y que jugaron un papel fundamental en el desarrollo de las ciudades en las que se encuentran. Entre los mercados de abasto más conocidos se encuentran los de Algeciras, Aranjuez, Burriana y Écija, en España. También muchas plazas reciben este nombre, como la de Écija o la Plaza del Mercado Antiguo de Abastos de Valencia.

“Dar abasto” en lugar de “dar a basto”

En el habla coloquial la expresión ‘dar abasto’ se utiliza para referirse a la capacidad para rendir lo suficiente. Es importante señalar que, si bien es sumamente común encontrarse con esta frase escrita en tres palabras, ‘dar a basto’, esta escritura es incorrecta. Si analizamos cuidadosamente esta locución tenemos el verbo ‘dar’ y el sustantivo ‘abasto’ que forman un significado clarísimo: “rendir adecuadamente”; sin duda, conocer los detalles de la etimología de las frases puede servirnos para hablar y escribir mejor.

También podríamos señalar que esta expresión suele utilizarse generalmente en su forma negativa para expresar que una situación te sobrepasa o que te faltan las fuerzas para cumplir con lo que se te exige.

Sinónimos de abasto

abastecimiento, suministro, almacenamiento, acopio

Antónimos de abasto

carencia

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.