Ir al contenido

Suripanta

La palabra suripanta hace alusión a las coristas que antiguamente trabajaban en los teatros. Sin embargo, también la palabra tiene un significado despectivo, pues hace alusión a una persona que puede ser miserable o muy ruin. Por lo general, al mencionar esta palabra la asociamos con la definición negativa y se emplea, en muchas ocasiones como un insulto.

Se les llama suripantas a aquellas mujeres que se dedican a realizar actividades indecorosas o llevan una vida de libertinaje. El vocablo fue acuñado por primera para la opereta del escritor español Eugenio Blasco llamada “El joven Telémaco” que fue estrenada en la ciudad de Madrid en 1866.

La suripanta se refiere a una mujer que es asociada con la prostitución.

Suripanta en el teatro

Además de esa representación en el teatro, durante el siglo XIX en algunos países en los que se hablaba español, surgieron nuevos sainetes, obras del género bufo o también dentro de la zarzuela que incluyeron un nuevo personaje llamado la suripanta.

La suripanta siempre era representada por una mujer que adoraba bailar y las luces del escenario. Esto logró que el mismo personaje sea incluido en muchas obras de la literatura que, con el tiempo, se transformaron en algo clásico.

El mote surgió debido a la relación que por entonces existía entre las coristas del teatro y la prostitución, pues las mujeres que se dedicaban a estar en el escenario tenían fama de ser libertinas y que no se ajustaban a los valores morales de la época.

Si buscamos un ejemplo en la historia, podemos nombrar a la Bella Otero o Carolina Otero (1868-1965), quien se dedicaba al baile en los escenarios sin ser profesional pero que pronto se transformó en una de las cortesanas más conocida a fines del siglo XIX. Fue uno de los personajes más destacados de la Belle Époque francesa, pues siempre se encontraba en los círculos artísticos y estaba rodeada de caballeros de alcurnia.

Usos de la palabra suripanta

La palabra suripanta no es utilizada en todos los países hispanoparlantes. Es probable que en España se utilice en ciertas regiones. En países como Argentina, México, Perú y Colombia, es un término que alude a las prostitutas. Se utiliza como un insulto para denigrar a las mujeres.

Por ejemplo “Esa suripanta me las va a pagar, a mi no me engaña nadie”. “¡Nunca más me digas suripanta y mucho menos frente a mi familia y mis amigas!”. “Se comportó todo el tiempo como una suripanta y todos comenzaron a pensar muy mal de ella”.

Sinónimos de suripanta

amberra, bataclana, culipronta, guaricha, lagartona, manflora, ramera, perra, zorra

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.