Ir al contenido

Puntualidad

La puntualidad es una cualidad humana, donde el individuo debe tener sus prioridades en orden para realizar todo en tiempo y forma. Ser puntual puede ser en relación a una cita programada o a una fecha límite para entregar algo. Un ejemplo puede ser “este trabajo debe ser entregado con puntualidad” o “lleguen puntuales al examen, un minuto más tarde y no podrán ingresar al aula”.

La puntualidad de una persona varía según su lugar de nacimiento. En el occidente llegar tarde es algo relativamente aceptable, pero en otras culturas la impuntualidad es una falta de respeto para la persona que está esperando. Es decir, llegar puntual es una consideración hacia el prójimo.

Es un concepto que varía mucho según el país. En Corea del Sur, por ejemplo, llegar tarde es una absoluta falta de respeto, al igual que sucede en Japón. Por lo contrario, en países como México o Malasia llegar tarde es algo que no necesita excusa, es decir no tienen problema con la impuntualidad. En Alemania, llegar diez minutos antes de lo pactado se considera como algo sagrado.

trabajo

La puntualidad de una persona es bien vista cuando se trata del lugar de trabajo.

La falta de puntualidad desde el punto de vista del trabajo es condenada, pero en una reunión de amigos existe la persona que espera y la que es esperada. Algunos consideran la impuntualidad como una falta de respeto o de mala educación, pero después de realizar investigaciones, la tardanza crónica puede es un problema y no que lo hacen por molestar.

Según los psicólogos, la tardanza de una persona denota mucho de la personalidad. Un individuo impuntual quiere tener el control de la situación o son optimistas con el tiempo que poseen para realizar una tarea. Una persona puntual tiene autocontrol sobre la vida y mejor manejo del tiempo; no suelen aplazar las tareas ni procrastinar.

Cuando una persona es puntual se considera valiosa, ya que es una muestra de respeto hacia el otro no hacerlo esperar. Consta de llegar a tiempo y cumplir las obligaciones tales como una juntada con amigos, una reunión familiar o una entrega. Existe un término llamado puntualidad británica, que hace referencia al hecho de que una persona inglés siempre llega a tiempo.

En algunos lugares de trabajo, se exige en sus contratos que sus empleados lleguen puntuales a su lugar y a las reuniones. De caso contrario, son penados y hasta despedidos. A veces, los motivos de las llegadas tarde pueden ser culpa del medio de transporte que utilicen, ya que un colectivo o un tren también pueden sufrir demoras.

La teoría de las colas

Existe una teoría para ejemplificar algunas demoras que son aceptables. Por ejemplo, cuando una persona está por realizar un viaje en avión se le exige cierta puntualidad. Pero puede pasar que el transporte se demore algunos minutos y hasta horas, generando malestar en los pasajeros. A esta falta de puntualidad se la llama teoría de las colas.

El valor que se le da al tiempo depende de si se es cliente o un proveedor. Es decir, al realizar una cita con un médico hay que tener puntualidad, de caso contrario se pierde el turno. Si el médico se atrasa por algún motivo es algo normal y no se puede quejar.

Sinónimos de puntualidad

exactitud, precisión, formalidad, diligencia

Antónimos de puntualidad

tardanza, inexactitud, informalidad

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.