Principio de Pascal

El principio de Pascal, que también se conoce como ley de Pascal, es una ley de física que fue enunciada por Blaise Pascal y que se puede resumir en esta frase: toda presión que se ejerce sobre un fluido que se puede comprimir al mismo tiempo, se mantiene en equilibrio dentro de un recipiente se transporta de la misma manera hacia todos los puntos del recipiente.

Es muy sencillo comprobar el principio de Pascal de forma doméstica. Solo se necesita una esfera que sea hueca y que esté perforada en diferentes partes de la misma. Además, debe contar con un émbolo que será el encargado de inyectar la presión necesaria para activarlo. Lo que se observa es que, al llenar la esfera con agua, el líquido sale por todos los agujeros a la misma velocidad y con presión igual.

Principio de Pascal

Los frenos hidráulicos trabajan bajo el principio de Pascal

Esta ley se puede ver en la práctica aplicada en las prensas y en los elevadores hidráulicos además de los frenos, los crickets, y los puentes que trabajan en base a un sistema hidráulico.

Fórmula del principio de Pascal

En el principio de Pascal se puede recurrir a una fórmula que se escribe como:

P= P + p.g.h.

En este caso, P corresponde a la presión total en profundidad, h corresponde a la medida en pascales, p es la presión sobre la superficie y g es la aceleración de la gravedad que se mide como 9.8 m/s².

El principio de Pascal fue acuñado en el año 1647 luego de que experimentara los principios de Torricelli con diferentes tipos de barómetros.

Aplicaciones del principio de Pascal

Como dijimos más arriba, el uso de la ley de Pascal es muy importante en la tecnología de hoy en día. Se emplea, sobre todo en todos los mecanismos que integran el sistema hidráulico. El más común es el que opera en los frenos de la mayoría de los automóviles e inclusive colabora con la dirección de dichos vehículos.

Otros dispositivos emplean la presión del agua que se desplaza a través de ellos para generar energía. Esto se utiliza para generar velocidad y un tipo de presión específica. Otro de los usos del principio de Pascal consiste en la facilidad que brinda a la hora de comprender y calcular el funcionamiento y también el rendimiento que tendrán las prensas hidráulicas durante un determinado lapso de tiempo.

Hoy en día, los refrigeradores modernos también utilizan el principio de Pascal. Cuentan con un sistema complejo de última generación que evita que el calor se genere dentro del mismo aparato. Cabe destacar que no todas las heladeras funcionan de la misma manera pero el sistema que emplean se basa en la ley que el destacado físico anunció.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *