Ir al contenido

Modelo atómico

Se le llama modelo atómico a la representación gráfica que se realiza de un átomo y sus componentes. Su principal objetivo es facilitar el estudio de la materia en sus mínimos componentes, es decir, los átomos. Además, permite explicar el comportamiento de cada elemento y de las partes que lo conforman, es decir los protones (P+), los electrones (E-) y los neutrones (N).

Como el modelo atómico se refiere particularmente al átomo, es importante aclarar que este último, es la cantidad más pequeña de cualquier elemento químico. El mismo no se puede dividir y su existencia es propia. Cuando se unen varios átomos forman lo que se conoce como moléculas. Las mismas pueden contener átomos iguales o diferentes entre si.

Modelo atómico

El modelo atómico es una representación sencilla de los componentes de un átomo

La evolución del modelo atómico

Desde la antigüedad, el hombre tuvo curiosidad por investigar los componentes de cada elemento y llegó a la conclusión que el átomo era lo que se debía analizar con detenimiento. Por lo tanto, a lo largo de la historia, los científicos crearon diferentes modelos atómicos hasta llegar al que conocemos hoy en día. El filósofo griego Demócrito fue el primero en investigar las características en el 450 a.C. Si bien fue un aporte muy valioso, tenía connotaciones más bien filosóficas. Quien sí logró estudiar los átomos dentro de los parámetros de la química fue Dalton en 1803. Casi 100 años después, en 1902, Lewis creo un modelo atómico cúbico. En él, los electrones se disponen de acuerdo a los vértices que forman un cubo lo cual dio origen a la teoría de la valencia.

En 1904, Thompson creó un modelo atómico que lo bautizó como “modelo del pudín” y comparó a los electrones con frutas que se encontraban flotando en una masa positiva compuesta de protones. Años más tarde, en 1911, Rutherford fue quien descubrió que los átomos contenían una estructura central a la cual llamó núcleo y que a su alrededor circulaban los electrones. Por otro lado, fue Bohr quien en 1913 logró graficar un modelo atómico en el que los electrones tenían un movimiento giratorio en forma de órbitas circulares.

En 1916 surgió una versión relativista del modelo atómico de Rutherford-Bohr que fue creada por Sommerfeld. En 1925, Heisenberg desarrolló la mecánica matricial conocida como cuántica basada en la amplitud de radiaciones recibidas y emitidas por los átomos. Un año más tarde, en 1926 surgió una nueva representación de un modelo cuántico no relativista donde los electrones eran ondas de materia palpable. El mismo fue creado por Schrödinger. Por último, en 1932, Chadwick confirmó que existía una nueva partícula que hasta entonces era desconocida ya que solo se hablaba de protones y electrones a la cual llamaron neutrón debido a su carga neutra.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.