Ir al contenido

Electrón

Un electrón es una partícula que se encuentra ubicada alrededor del núcleo dentro de un átomo. Presenta una carga eléctrica del tipo negativo al contrario del protón que es positiva y del neutrón que es neutra. Se encuentran en la corteza exterior de los átomos y se encargan de formar los vínculos los cuales mantienen las moléculas unidas entre si.

En cuanto a la etimología, la palabra electrón proviene del griego antiguo con ήλεκτρον que se lee como elektron que, traducido a nuestro idioma, significa “ambar”. El electrón se representa con la letra “e” minúscula con un signo negativo elevado tal como se hace con la potencia. Cabe destacar que no cuentan con subestructuras ni subdivisiones lo cual implica que no pueden descomponerse en partículas mucho más pequeñas.

Electrón

Los electrones cuentan con la fuerza eléctrica negativa de los átomos

Sin embargo, existen ciertas teorías que consideran que existe una subestructura en forma de cuerdas. Dicho precepto recibe el nombre de “Teoría de las cuerdas”. Aunque la misma no ha sido probada aún por los científicos actuales por lo que no existe información certera que lo avale.

Como explicamos anteriormente los electrones son algo muy importante, pues se encargan de formar los enlaces químicos lo cual permite la creación de reacciones químicas. También participan en el electromagnetismo. La corriente eléctrica se produce al desplazarse todos los electrones libres en una dirección en particular.

Descubrimiento del electrón

Los científicos George Johnstone Stoney y Joseph John Thomson aislaron el electrón a mediados del siglo XIX cuando llegaron a la conclusión de que el átomo contenía un fuerza negativa la cual era atraída por el núcleo.  Debido a esto, se pudo comprender que la electricidad generada por el átomo es el resultado de la fuerza de repulsión y de la de atracción que ejercen sobre ellos mismos los electrones y también los protones.

Características de los electrones

Los electrones pudieron ser pesados y medidos y se llegó a la conclusión de que su masa es el equivalente a 9,1× 10−31 kg o su equivalente que corresponde a 0,0005 GeV (gigalectrónvoltio). Esto equivale a una masa mil ochocientas veces menor a la del electrón. Cabe destacar que se trata de una partícula que no tiene volumen. En cuanto a su carga eléctrica, la misma es de −1,6 × 10-19 Coulomb. Cabe aclarar que la carga eléctrica en Coulombs del protón es a misma pero positiva mientras que el neutrón no cuenta con ningún tipo de carga.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.