Ir al contenido

Motivación

El término motivación se utiliza para definir la voluntad o motivo que mueve a una persona hacia cierto objetivo. Se trata de aquello que lo impulsa a actuar y llevar a cabo ciertas acciones para alcanzar una meta propuesta. La motivación nace de una persona y es esta quien debe mantenerla.

La motivación se relaciona con el interés. Una persona para poder lograr algo que se propone debe tener un verdadero interés en ello. Si carece de interés, difícilmente pueda llegar a algo. Ese interés que resulta en motivación varía en cada persona y es muy subjetivo. Es por ello que existen infinidad de motivaciones que pueden impulsar a diferentes personas a hacer lo mismo.

La existencia de la motivación está relacionada con el deseo o la necesidad de algo. Aquello que motiva a la persona puede ser un sueño, un anhelo, un objeto, otra persona. Siempre existe algo que se desea o se quiere alcanzar y aquello que lo impulse a alcanzarlo será una motivación.

motivacion

La motivación mueve a una persona a llevar a cabo cierta acción.

La motivación suele ser lo que orienta a una persona en su desarrollo personal. Gracias a la motivación, las conductas que manifieste apuntarán a mejorar algún aspecto de su vida. Además, estará estrechamente relacionada con algo que le rodea.

Si bien la motivación es algo que nace de una persona, también es común que se vea afectada por el entorno. En un ambiente de trabajo, por ejemplo, la motivación para trabajar bien podría ser un aumento de sueldo.

Lo contrario a la motivación es la desmotivación. En este caso la persona no siente interés hacia algo y no encuentra motivos para lograr cierta meta. Hay una ausencia de estímulos y una falta de esperanza. El decaimiento, la tristeza y el creer que se va a fracasar se relacionan con esto.

En los centros educativos uno de los principales problemas es la falta de motivación. Los profesores o maestros encuentran como desafío despertar la motivación de los alumnos. Generalmente el desinterés en lo que se aprende genera el consecuente fracaso en los exámenes. Para ello se crean, a veces, métodos de aprendizaje que entretengan a la vez que enseñan como un modo de motivar el estudio.

Tipos de motivación

Según aquello que origina la motivación se suelen establecer los siguientes tipos:

  • Motivación intrínseca: es la motivación que nace de la propia persona sin influencia de factores externos. Se trata de realizar algo por gusto propio, para la autosatisfacción. Por ejemplo una persona que realiza cierto deporte a modo de hobby.
  • Motivación extrínseca: en este caso la motivación resulta de la influencia de algún factor externo. Lo que motiva a la persona no es un interés meramente personal, sino algo que proviene de afuera. Por ejemplo el trabajo realizado por un pintor al esmerarse en su obra para ganar un concurso.

La motivación puede desarrollarse y aumentarse. Fijar objetivos, no desperdiciar el tiempo,  pensar con optimismo y aprovechar la energía mental son algunas de las maneras de hacerlo.

Sinónimos de motivación

incentivo, estímulo

Antónimos de motivación

desmotivación, desinterés

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.