Se le llama reiki a un método de origen japonés que se basa en la creencia de que la energía puede curar casi cualquier tipo de enfermedad o aliviar las diferentes dolencias. Su principal objetivo es la canalización de energía vital para armonizar tanto la mente como el cuerpo y también el espíritu.

Esta disciplina fue creada por Mikao Usui, un maestro japonés, en el año 1922 y hasta el día de hoy se sigue practicando no solo en oriente sino también en occidente. El vocablo reiki se divide en dos partes. Rei significa “universal” y Ki “energía vital”. De esto, podemos inferir que reiki quiere decir”energía universal y energía vital”.

El reiki es una disciplina oriental que consiste en canalizar energías

Principios fundamentales del reiki

Esta disciplina se basa en cinco puntos que son fundamentales los cuales son: vivir una existencia tranquila, mantener la mente en paz, agradecer un día más de vida, convivir en armonía con el resto de las personas y, por último, aunque no menos importante, disfrutar cada actividad que se realiza.

En la actualidad, el reiki se considera como parte importante de la medicina alternativa e introduce un aspecto más integral u holístico a los tratamientos médicos de occidente además de curar algunas enfermedades.

Símbolos del reiki

Existen cinco símbolos que se emplean en el reiki tradicional que colaboran en una mayor concentración y
en un mejor aprendizaje de todo aquello que tiene que ver con lo básico. Derivan del sánscrito y son los
siguientes:
Cho ku rei: corresponde a la energía en el plano de lo físico.
Sei hei ki: son las emociones que afectan a la parte psíquica.
Hon sha ze sho nen: da la pauta de que el reiki es una técnica que se emplea a distancia para ser usada
en cualquier parte.
Dai ko myo: es el símbolo que emplean los maestros de reiki.
Raku: simboliza la iluminación.

Niveles de Reiki

Dentro del reiki existen cuatro niveles bien definidos de aprendizaje. El primer nivel conocido como shoden comienza con la iniciación a la técnica que permite trabajar en el llamado plano físico y también en la autosanación. El segundo nivel, denominado okuden, incluye la sanación a las otras personas. En el tercer nivel o shinpiden, se realiza un tipo de aprendizaje que permite canalizar las energías y por último, el cuarto nivel llamado gokuikaiden
transforma a la persona que llegó hasta allí en un maestro de reiki que puede dar clases e impartir enseñanza a sus discípulos ya sea en forma presencial como también a distancia.

Etiquetas:r

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *